«

»

Ago 05

LAS MADRES NO SE TOCAN

Desde el Partido Justicialista de Luján repudiamos las acciones del Juez Martínez de Giorgi que ordenó la detención de la Madre de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini luego de presentar un escrito donde se negaba a declarar por segunda vez.

El Juez de Giorgi no tomó las mismas acciones luego de llamar cuatro veces a indagatoria a David Mulford – Sec. del Tesoro estadounidense- por la Causa del Megacanje que hipotecó nuestro país junto a funcionarios del actual equipo económico.
El poder judicial que ordenó la detención de una Madre de Plaza de Mayo de 87 años es el mismo que se mantuvo dormido frente a causas como Papel Prensa, contra genocidas y ladrones de bebés; o que no tuvo apuro por adecuar a los medios hegemónicos a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.
Este contraste explica la animosidad del partido judicial que una vez más pretendió montar un espectáculo mediático para seguir ocultando el ajuste, la concentración de la riqueza, los tarifazos, el desempleo y las medidas antipopulares que afectan a la mayoría de los argentinos.
El intento de alimentar las pantallas para tapar la realidad se convirtió en un burdo atropello que recorrerá el mundo definiendo el carácter persecutorio del gobierno de Macri en confluencia con el partido judicial.
A pesar de todo, quedó demostrado que tantos años de lucha rindieron sus frutos con el enorme respaldo que recibió Hebe, y a través de ella a todas las luchas que reivindican la Memoria, la Verdad, la Justicia.

NI UN PASO ATRÁS